El muchacho, de origen británico, había llegado al país un año y medio antes y tenía tickets para otro acto electoral del virtual candidato republicano por si fallaba.
La Policía de Nevada, en los Estados Unidos, confirmó que un adolescente británico intentó asesinar a Donald Trump el fin de semana pasado durante un acto proselitista que protagonizó el virtual candidato presidencial republicano en Las Vegas.

Las autoridades imputaron formalmente este lunes a Michael Sandford, de 19 años, después de que el joven admitiera que quiso "dispararle a matar" a Trump durante su acto proselitista en el casino Treasure Island, confirmó Natalie Collins, vocera de la Fiscalía de Las Vegas.

Sandford se acercó a Trump "para pedir un autógrafo", pero apenas vio una pistola desbloqueada en la cintura de un policía intentó arrebatársela para dispararle al candidato, que suele apoyar el derecho de los ciudadanos a portar armas.

Los guardaespaldas redujeron al muchacho, que luego quedó detenido sin posibilidad de salir libre bajo fianza. Fue procesado por un "acto de violencia en un predio privado", un cargo que podría costarle 10 años de cárcel y 250 mil dólares de multa. La penalidad será decidida el 5 de julio.

En el documento donde consta la imputación de Sandford se describe que "reveló que planeó venir a Las Vegas con el objetivo de matar a Trump" y hasta quedó registrado que el muchacho había comprado una entrada para el acto de Phoenix, en Arizona, por si fallaba en Las Vegas.

Sandford había llegado a los Estados Unidos hacía apenas 18 meses y estaba radicado en California tras pasar un tiempo en Nueva Jersey. Trump, de 70 años, se pronunció numerosas ocasiones en contra de la inmigración.