El entrenador del seleccionado estadounidense felicitó al mejor futbolista del mundo y al resto del equipo argentino por la actuación que brindaron en la goleada 4 a 0 por semifinales de la Copa América Centenario.
El DT del seleccionado estadounidense de fútbol, el alemán Jürgen Klinsmann, felicitó al crack rosarino Lionel Messi y al resto del equipo argentino por la actuación que brindaron en la goleada 4 a 0 por semifinales de la Copa América Centenario.

"Hay que darle nuestras felicitaciones a Messi y sus compañeros; son de otra clase. No hay que avergonzarse, vamos a seguir adelante, tenemos mucho que aprender y haber llegar a semifinales fue un orgullo", manifestó Klinsmann en la conferencia de prensa que brindó en el estadio NRG de Houston tras la derrota.

Embed
Klinsmann indicó que el gol de Ezequiel Lavezzi, a los tres minutos del primer tiempo, tuvo incidencia en el desarrollo del partido: "le tuvimos mucho respeto a la Argentina y ese gol en el inicio del partido ayudó; mis jugadores lo sintieron en el campo".

El ex goleador del seleccionado alemán señaló que Estados Unidos debe tener "más partidos como éstos" para aumentar su nivel de competitividad.

Embed
"Ojalá podamos enfrentar a estos equipos seguido. Cuando uno lo hace por primera vez hay respeto, pero cuanto más a menudo se pueda jugar vamos a tener más confianza y aprenderemos cosas. Esto es un proceso. Cada vez que tenemos enfrente a Brasil o Argentina tenemos que sacar lo mejor de nosotros, ellos aprendieron mucho hoy", agregó Klinsmann.

Por otra parte, Klinsmann señaló que su equipo tuvo "demasiado respeto" al seleccionado argentino, que trataron de estar "en el mismo nivel", pero que deben aprender diferentes cuestiones relacionadas al juego: "no tiene sentido discutir en el campo. Un gol tan temprano abatió al equipo y perdimos precisión. No soy crítico con los jugadores, pero debemos aprender".

Embed
El seleccionado argentino de fútbol goleó hoy a su par de Estados Unidos por 4 a 0 en la semifinal de la Copa América Centenario en el estadio NRG de Houston.