Ante un plenario de comisiones del Senado, el ministro de Energía defendió el aumento en las tarifas de luz y gas al asegurar la finalidad era "lograr que el país disponga de energía" para evitar cortes. Además, destacó la creación de la tarifa social para "proteger a los sectores más necesitados".

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, justificó el aumento de tarifas de luz y gas ante un plenario de comisiones del Senado al afirmar que el Gobierno pretende "asegurar el abastecimiento energético" y advirtió que el país se estaba "quedando sin energía".

"El objetivo del aumento de las tarifas no fue bajar el déficit fiscal, sino que haya energía porque no estábamos quedando sin energía. Si seguíamos así los cortes iban a ser más frecuentes", advirtió el funcionario nacional en el salón Arturo Illia.

En este sentido, destacó la implementación de la tarifa social para "proteger a los sectores más necesitados". "Se creó la tarifa social para que se pueda hacer frente a ciertas necesidades de la población que está más afectada", indicó el ministro.

Aranguren explicó que el objetivo del gobierno nacional es "realizar una revisión tarifaria integral" y consideró que "es más razonable subsidiar a la demanda que subsidiar a la oferta, como se hizo en los últimos doce años".

Luego, señaló que el país "no está explotando la capacidad y magnitud" y se pronunció a favor de que la Argentina avance hacia la independencia energética. "Argentina depende en un 13% de energía importada", manifestó.