Un juez ecuatoriano elevó este miércoles a juicio la causa en la que dos hombres están acusados por el crimen de las turistas argentinas María José Coni y Marina Menegazzo, asesinadas en febrero último en la localidad de Montañita.
La fiscal María Coloma Pazmiño había presentado el martes el dictamen acusatorio contra Alberto Segundo Mina Ponce, de 33 años, y Aurelio Eduardo Rodríguez, de 39, como autor y coautor, respectivamente, del delito de "doble homicidio agravado".

El juez de la Unidad Judicial Penal de Manglaralto, David Balladares, avaló esta mañana el requerimiento y ambos serán juzgados por uno de los dos tribunales de la provincia de Santa Elena, integrados por tres jueces cada uno y que será sorteado en las próximas semanas.

"Estamos conformes porque por lo menos tenemos a dos detenidos pero esperamos que en el juicio ellos digan quiénes más participaron", dijo Marcos Menegazzo, hermano de una de las víctimas.

Es que para las familias de las turistas hubo cuatro o cinco personas más que estuvieron en el momento que mataron a Coni, de 22 años, y Menegazzo, de 21.

Embed
En ese sentido, el fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, publicó en su cuenta de Twitter que se "inició una segunda investigación en el caso de las ciudadanas argentinas ante los indicios de una posible participación de otras personas".

"Creo que en el juicio van a mandar al frente al resto de los asesinos porque ahora deben estar amenazados y por eso no hablan", aseguró el hermano de Marina, quien espera que los condenen a "la máxima pena posible".

Al respecto, Osiris Sánchez, abogado de las familias, afirmó que por el delito que serán juzgados pueden recibir de 22 a 26 años de cárcel más una cuarta parte más de la pena por los agravantes, tanto Mina Ponce como autor y Rodríguez, alias "El Rojo", como coautor.

"Tienen como agravantes el abuso sexual, la violencia, la saña y el uso de drogas para cometer el hecho", dijo el letrado.

Sánchez sostuvo que el móvil del doble crimen fue "sexual" y que "El Rojo" está imputado como coautor porque fue el que las engañó para llevarlas a la casa de Mina Ponce, quien finalmente las mató.

Embed
Los cuerpos de Marina y María José fueron encontrados envueltos en plástico y con cinta de embalar en una zona de vegetación próxima a las playas de Montañita, a unos 200 kilómetros de Guayaquil, en Ecuador, el jueves 25 y el sábado 27 de febrero, respectivamente.

Las chicas habían hablado por última vez con sus familiares el lunes 22 de febrero y planeaban regresar a Argentina cuatro días después.

Luego de diferentes peritajes científicos con muestras de ADN y el cotejo de huellas dactilares, la Fiscalía ecuatoriana confirmó que los cuerpos pertenecían a las dos turistas mendocinas.

En esos estudios también brindaron su asistencia peritos policiales argentinos que viajaron especialmente a Guayaquil.

Según la autopsia, Menegazzo tenía un puntazo en el cuello que le rompió la médula y le causó la muerte casi en el acto, aunque también recibió varios golpes en el cráneo.

Coni, por su parte, presentaba muchos golpes en la cabeza provocados con un elemento contundente, un hematoma en una pierna, un dedo en el pie quebrado y marcas en las manos como signos de defensa.

Por el hecho, la Justicia ecuatoriana había dictado la prisión preventiva de Mina Ponce y de Rodríguez. Mina Ponce, quien primero se había declarado culpable, luego dijo que era inocente y que se hizo cargo del hecho por presión policial y acusó a dos narcos colombianos de ser los asesinos.

No obstante, la justicia ecuatoriana dictó la prisión preventiva de ambos por "doble homicidio agravado", delito que prevé una pena de hasta 26 años de cárcel.

Tras el hallazgo de los cadáveres, familiares de ambas jóvenes se trasladaron a Montañita para iniciar una investigación "paralela" sobre el doble femicidio ya que tenían ciertos reparos sobre la investigación oficial.