El ex ministro de Planificación, Julio De Vido, se refirió al ex secretario de Obras, que fue encontrado arrojando bolsos con millones de dólares a un monasterio, y dijo: "José López no era mi mano derecha, estoy consternado".
"Estoy muy consternado con lo que pasó y merece una profunda condena si se verifica. Yo no soy juez para juzgar a nadie pero estamos muy dolidos y muy consternados", afirmó en declaraciones televisivas De Vido, a la salida del Congreso.

Consultado acerca de si sabía sobre la corrupción, dijo que no y que López no era su mano derecha. "No, no, para nada (sabía de esta corrupción). Eso es un comentario que hacen ustedes (lo de la mano derecha)".

Por último, desmintió que haya sido allanado y ratificó que estará el jueves en la sesión. "No hubo ningún allanamiento sino recabacion de información y se le explicó al juez que no estaba la persona que buscaba. En ningun momento me amparé en mis fueros. Por supuesto que estaré en la sesión, yo soy diputado".