Unos 46,5 millones de británicos e irlandeses están llamados a las urnas para la votación del referéndum sobre la permanencia del país en el bloque comunitario. El primer ministro, David Cameron, ya emitió su voto.
Los colegios electorales del Reino Unido abrieron sus puertas para la votación del referendo sobre la permanencia en la Unión Europea (UE), en la que los británicos decidirán si quieren quedarse o abandonar el bloque comunitario.

Un récord de 46,5 millones de electores están llamados a las urnas para contestar a la siguiente pregunta: "¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?"

Cameron referendum
Las dos posibles respuestas, que se han de marcar con una equis, son: "Permanecer como miembro de la Unión Europea" o "Salir de la Unión Europea". Se espera que los resultados se conozcan a primera hora del viernes, y no hay previstas encuestas a pie de urna.

Pueden votar en el plebiscito los ciudadanos británicos e irlandeses mayores de 18 años que residen en el Reino Unido y los ciudadanos de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth) con residencia permanente en el país, así como los británicos que lleven viviendo en el extranjero menos de 15 años.

Se espera una alta participación en la consulta, que fue convocada por el primer ministro, el conservador David Cameron, tras negociar con Bruselas una nuevo encaje del Reino Unido en la UE, que permitirá al país restringir las ayudas sociales a los inmigrantes comunitarios y eximirse de una mayor integración europea.

Embed
La celebración del referéndum culmina una campaña iniciada oficialmente el pasado 15 de abril y encabezada por los grupos "El Reino Unido, más fuerte en Europa" y "Vote por Salir", que ha estado marcada por la crispación y los mensajes negativos, en algunos casos xenófobos.

El primer ministro del Reino Unido, David Cameron, votó en un colegio electoral cercano a su residencia oficial, en el número 10 de Downing Street, en Londres.

El jefe del Gobierno y líder del Partido Conservador y su esposa esbozaron una media sonrisa a la prensa congregada a la salida del colegio, en un día de lluvias torrenciales en Londres y el sureste de Inglaterra.

En su último mensaje al electorado, Cameron, cuyo futuro depende de la decisión de los británicos, alertó ayer acerca de que el Reino Unido corre el riesgo de "aislarse" si vota por salir de la UE, e insistió en que el país "es más fuerte y está mejor" dentro del bloque común.