El chico señalado por la docente de química de haberla agredido por estar descontento con una nota negó el episodio. "Me están expulsando por algo que no hice". Aseguró que la maestra tiene "problemas con todos los alumnos".
"Yo nunca la golpeé ni le tiré aerosol, creo que pudo haber sido otro alumno. Hay testigos que dicen que yo no participé del incidente", aseguró el joven acusado que sí confirmó haber roto el acta delante de ella en el aula.

En ese sentido, arremetió contra la profesora y dijo en declaraciones a la Brújila24:"lo que dice es absurdo. Hay una cámara en Zelarrayán en la que se puede ver que una persona encapuchada la agrede y como tuvo problemas con nosotros nos culpó".

En cuanto al incidente que tuvo con la docente, el joven sí confirmó que estaba disconforme con la nota que le había puesto. "A mi me puso un 8 y sólo le dije que me merecía un 10, no le falté el respeto. Me dijo que no valía la pena discutir conmigo. Para ella la nota es 90% la conducta y por eso no le hablé más", agregó el adolescente que, en las próximas horas, comenzará a cursar en un nuevo establecimiento educativo.

Embed
Por último, recapacitó respecto a parte de lo sucedido: "Me arrepiento de lo que pasó adentro del aula pero eso se podría haber evitado si la vicedirectora intervenía a tiempo. Después, será cuestión de ver las cámaras".

Quien también salió a hablar fue la mamé del alumno."Los roces empezaron desde principio de año. Esta docente tiene problemas con todos los alumnos. Ese día (el de los hechos violentos denunciados) empezó a hablarle mal a todos los chicos, les dijo que ellos no valen la pena, que son desquiciados", afirmó Lorena.

"La profesora nunca llevó informes médicos que den cuenta de los golpes sufridos, al menos eso me dijo la directora", agregó, al tiempo que señaló que está "dispuesta a conversar con ella".

En tanto, el propio Director General de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro informó que se comunicó telefónicamente con la profesora para ponerse a su disposición y le informó que ya hay en la Legislatura provincial un proyecto que contempla "sanciones severas a los jóvenes que tengan mala conducta dentro o fuera del colegio".