El periodista no aguantó la necesidad, no encontró un lugar mejor y orinó a la intemperie, sin saber que lo estaban fotografiando.

Matías Martin viajó junto a su mujer Natalia Graziano y sus hijos a Punta del Este para pasar el Día del Padre, invitados por los encargados de prensa de un reconocido hotel de la zona. La familia disfrutó del mar a pesar del frío en la zona de la barra, pero sucedió algo inesperado.


Seguí leyendo en RatingCero.com