La modelo, que regresó al país, se refirió a los dichos que indicaban que estaba en crisis con el economista.


Luciana Salazar regresó al país junto a Martín Redrado, en medio de rumores de crisis y separación. La modelo, harta de los dichos sobre un supuesto escándalo en Miami y una deuda en el hotel donde estuvo hospedada, salió a aclarar cómo habían sido los hechos.

"Si bien él ya salió a desmentirlo en su momento, ya están tirando demasiada fruta. A nosotros ya no nos importa lo que digan, igual", aseguró Luli.

Seguí leyendo en RatingCero.com.