La solidaridad no tiene límites cuando se trata de darle una mano a quien más lo necesita. Eso lo pudo comprobar Silvana, la mamá de Agustín, el niño de siete años que tiene autismo y está muy triste porque durante la tarde del martes, unos delincuentes entraron a su casa de Comodoro Rivadavia y le robaron la guitarra criolla con la que hace terapia musical.
Además, el instrumento estaba autografiado por todos los integrantes de la banda de rock Rata Blanca. Pese a la angustia que generó la pérdida de la guitarra en toda la familia, Silvana se siente reconfortada porque luego de su desesperado pedido a través de la redes sociales para que la devuelvan, hasta el miércoles a la noche seguía recibiendo llamados de gente que se ofrecía a comprarle una guitarra nueva o le querían dar dinero para que ofrezca una recompensa.

Embed
Entre quienes se hicieron eco de la triste noticia, estuvo el bajista de "Rata Blanca", Guillermo Sánchez, quien a través de su prensa hizo llegar a Silvana su ofrecimiento de volver a autografiarle una. "Nos dijeron que nos iban a mandar una guitarra nueva para `Agus´ con la firma de todos. Ahora hay integrantes que están fuera del país, así que en julio se reúnen y ahí van a aprovechar que están todos juntos para firmarla", contó al diario El Patagónico la mamá de Agustín.

También desde el municipio le enviaron una guitarra a Agustín, gesto que valoró, pero relató que su pequeño no la registra. "Son muy importantes las cosas que él elige", explicó al sostener que su hijo, por el autismo, tiene un apego especial con sus cosas y que por ello, no es tan fácil reemplazarlas.

Embed
Finalmente, agradeció a todas las personas que se ofrecieron a comprarle una nueva, como el propietario del comercio donde compró la primera guitarra para el pequeño, que le dijo que se acercara al local para elegir la que quiera. Sin embargo, explicó que el objetivo aún sigue siendo que aparezca "su viejita" dado el valor emocional que tiene para su hijo y que por sus características, él solamente la reconoce.