Sucedió en Terranova, Canadá. La mujer llamó primero a la pizzaría para hacer el reclamo y al parecer no le gustó la respuesta que le dieron y decidió llamar al 911.

La falta de queso en una pizza que pidió una mujer en Canadá se viralizó en cuestión de minutos.

"La ciudadana tuvo un problema con la pizzería debido al poco queso que tenía su pizza; al parecer no le gustó la respuesta del establecimiento y decidió llamar a emergencias (911)", dijo el agente Geoff Higdon, de la policía de Terranova.

Embed

Higdon se quedó sorprendido y le dijo que a quien necesitaba era al jefe del restaurante, no a la policía. "No estoy seguro de si llamándonos supuso que podríamos tomar algún tipo de acción, pero por supuesto que se le dijo que lo que necesitaba era hablar con el gerente de la tienda y no con la policía", contó el agente, y agregó: "El 911 es un número solo para emergencias. Uno no puede estar llamando por dedos tropezados y dolores de garganta".