La bailarina se defendió de las acusaciones en contra de su equipo, luego de que usaran luces, pantallas y dirección de cámaras para hacer una puesta original en la cumbia.

Federico Bal y Laurita Fernández no cesan en polémicas dentro del Bailando. El miércoles bailaron cumbia con una puesta especial en las pantallas y las malas voces ya comenzaron a acusar de que la pareja tiene privilegios (porque la bailarina sale con Federico Hoppe).

Seguí leyendo en RatingCero.com