Los futbolistas lusos que fueron titulares en el empate ante Hungría pasaron por una cámara de crioterapia para recuperarse del esfuerzo físico. El tratamiento pretende ayudar a los jugadores para llegar en perfectas condiciones al partido de octavos ante Croacia.
Los jugadores de la selección portuguesa de fútbol que fueron titulares en el duelo del pasado miércoles contra Hungría pasaron por una cámara de crioterapia para recuperarse del esfuerzo físico a una temperatura de -110 grados.

El tratamiento, que se basa en utilizar las bajas temperaturas para acelerar la recuperación muscular, pretende ayudar a los futbolistas lusos para llegar en perfectas condiciones al partido de octavos que disputarán este sábado, contra Croacia.

Embed
El paso por esta cámara de crioterapia fue revelado a través de las redes sociales por el centrocampista William Carvalho, quien publicó una foto junto a sus compañeros André Gomes, Vieirinha y Joao Mário.

En la imagen se ve a todos ellos en ropa interior, con guantes, mascarilla y calcetines antes de someterse al tratamiento. "¡Día de recuperación en la cámara de hielo a -110 grados! ¡Vamos!", escribió el jugador del Sporting de Lisboa.

Embed
La selección lusa apenas cuenta con 72 horas para preparar el encuentro contra los croatas tras el 3-3 del miércoles logrado frente a la sorprendente Hungría.

Portugal se clasificó como tercera de grupo después de no pasar del empate tampoco con Austria e Islandia.