A través de un decreto, la gobernadora bonaerense congeló por un año las designaciones de personal en la administración pública. Quedan exceptuados los cargos para docentes, médicos y efectivos de las fuerzas de seguridad.
La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, suspendió por un año las designaciones de personal de planta permanente y de planta transitoria en la administración pública provincial a través de un decreto.

La medida - que podrá ser prorrogada hasta el 24 de junio de 2017, de existir causas objetivas que así los justifiquen - tiene por objetivo "superar las insuficiencias de recursos económicos y financieros tendientes a sanear el déficit fiscal".

"La sensible merma evidenciada en los ingresos públicos hace necesario adoptar decisiones que propendan al equilibrio financiero del sector público durante el corriente ejercicio, preservando siempre los servicios esenciales", se aclaró en la norma.

El decreto establece "suspender por el plazo de un año a partir de la fecha de la publicación del presente las designaciones de personal de planta permanente y de la planta transitoria prevista en los artículos 15 inciso d) y 111 inciso d) de la Ley N° 10.430 de todas las jurisdicciones y organismos de la Administración Pública centralizada y descentralizada, cualquiera sea su régimen estatutario y el agrupamiento ocupacional, congelándose todas las vacantes existentes o que se produzcan en igual lapso".

En el artículo 5º se precisó que "quedan exceptuados el personal docente y auxiliar docente; policías de la Provincia de Buenos Aires para atender exclusivamente designaciones en el grado de Oficial de Policía del Subescalafón General y en el grado de Oficial Subayudante del Subescalafón Comando; Servicio Penitenciario Bonaerense para atender exclusivamente designaciones en el grado de Guardia y en el grado de Adjutor del Escalafón Cuerpo General".

También las designaciones "de los Profesionales Médicos en el grado de Subalcaide del Escalafón Profesional; personal profesional hospitalario y de enfermería o auxiliares; y personal que preste servicios directos de atención a personas en las áreas de minoridad y que se encuentren afectados en forma exclusiva y permanente en los establecimientos e institutos del sistema de protección de la minoridad".

El decreto remarca que "los cargos vacantes serán puestos de inmediato a disposición del Poder Ejecutivo, a los efectos de utilizarlos conforme los lineamientos que se determinen en el futuro para la gestión del capital humano en el Estado Provincial", y establece que "los trámites de designaciones en curso serán devueltos a las jurisdicciones de origen".