La empresa Nikola Motors todavía no tiene ningún vehículo en la calle, pero para su primer prototipo ya acumula siete mil reservas. La firma, que tiene un mes de vida, promete revolucionar el mundo del transporte y para muchos ya es considerada la Tesla de los camiones.
En concreto, el Nikola One tiene un diseño ultrafuturista, pero sorprenden datos de su ficha técnica: 2.000 CV de potencia y una autonomía de 1.900 kilómetros.

Para moverse, el camión de Nikola utilizaría seis motores eléctricos de 800 v que le darían la sorprendente cifra de 5.000 Nm de par motor.

La alimentación para los propulsores provendrá de una batería de iones de litio de 320 kWh, recargada por una turbina capaz de quemar combustible o gas natural. En su interior, el camión, que por ahora no es más que una promesa, tendría una o dos camas, televisión 4K, heladera, congelador, microondas, un armario, computadora, conexión Wi-Fi, conectividad 4G y climatizador electrónico, entre otros.

Embed
El CEO de la marca, Trevor Milton, aseguró que el camión existe y que se presentará a fin de año, aunque las entregas de las primeras unidades se realizarían recién en los próximos 36 meses.

Aún pese a la incertidumbre, el ruido generado por la aparición de las primeras animaciones del camión de Nikola Motors llevó a las siete mil reservas, por la que pagaron u$s 1.500 cada una. Un monto que permitió capitalizar el proyecto de este supercamión.