Por primera vez en la historia, ambos torneos se están disputando simultáneamente en Estados Unidos y Francia. Como era de esperar, los certámenes tienen varias diferencias a nivel organizativas y deportivas.

Nunca antes en la historia se habían solapado la Copa América y la Eurocopa, por lo que es un buen momento para comparar los dos principales torneos continentales de naciones y detectar las principales diferencias entre ellos.

LOS FAVORITOS NO FALLA

Es cierto que por el formato particular de esta edición de la Eurocopa solo quedaban ocho equipos apeados en la primera fase, pero todas las grandes potencias del fútbol europeo se han dado cita en los cruces: Alemania, España, Francia, Inglaterra, Italia, Bélgica... hasta Portugal, con su estrella Cristiano Ronaldo se clasificó en el último momento con un sufrido empate ante Hungría (3-3). Obviamente no se cuenta a Holanda, único grande que se quedó fuera de la cita.

En cambio, contra todo pronóstico, en la fase de grupos se quedaron apeados dos de las potencias del fútbol sudamericano, Brasil y Uruguay, que entre ambos suman 23 títulos continentales.

Embed
EN EUROPA LOS PEQUEÑOS PUEDEN SOÑAR

Además de las grandes potencias europeas, en los octavos de final de la Eurocopa se han colado equipos con los que nadie contaba a priori, como Gales, Irlanda del Norte, Eslovaquia, Hungría e Islandia. Naciones con poco peso en el panorama del fútbol europeo, varias de las cuales participaban por primera vez en un torneo continental, pero que ahora pueden soñar con dar la campanada y luchar por el título.

Gales y Hungría, además, ganaron sus respectivos grupos por delante de los grandes favoritos, Inglaterra y Portugal, respectivamente. Los cruces, además, han querido un derbi británico entre Gales e Irlanda del Norte, por lo que uno de los dos países menos poblados del Reino Unido tiene garantizado el pase a cuartos de final.

En América, selecciones comparables por nivel como Bolivia, Haití o Jamaica parece imposible, hoy por hoy, que puedan plantar cara a los grandes.

Embed
EUROPA ENLOQUECIDA

Los hinchas americanos siempre tuvieron fama de ser pasionales e incluso excesivos en el amor por los colores de su selección, pero en este 2016 parece haberse dado la vuelta a la situación. En Francia, los campos se han llenado en todos los partidos, mientras que en Estados Unidos, salvo en algún caso puntual como el partido inaugural (Estados Unidos-Colombia) o algún partido concreto (como el Argentina-Chile, en la repetición de la última final) los estadios han registrado entradas muy pobres durante la primera fase y varios encuentros se disputaron con asistencias inferiores al 25% del aforo total de los recintos.

Gran parte del éxito de público en la Eurocopa se explica por el desplazamiento masivo de hinchas de todos los países. Incluso selecciones sin mucha tradición como Austria, Suecia o Albania han arrastrado a miles de aficionados en cada partido, por no hablar de Gales o Irlanda del Norte, donde existe una auténtica fiebre por acudir a los partidos de su selección.

Embed
El caso más llamativo es el de Islandia, el país más pequeño que jamás ha participado en una Eurocopa. Algunos de sus encuentros han contado con 30.000 hinchas enloquecidos, es decir, ¡un 10% de la población total de la isla!

En Estados Unidos, un país además en el que el 'soccer' sigue con problemas para popularizarse, el seguimiento de la mayoría de las selecciones ha sido escaso.

Embed
EN AMERICA LOS GOLEADORES CUMPLEN

A nivel deportivo, los delanteros no han fallado en la Copa América en su cita con el gol, salvo el brasileño Neymar, que no acudió al torneo, y el uruguayo Luis Suárez, que no jugó por lesión.

Los argentinos Lionel Messi, Gonzalo Higuaín o Sergio 'Kun'Agüero, los chilenos Alexis Sánchez, Eduardo Vargas y Arturo Vidal, los colombianos Carlos Bacca y James Rodríguez, el brasileño Philippe Coutinho, el mexicano Javier 'Chicharito' Hernández, el estadounidense Clint Dempsey, el venezolano Salomón Rondón, el peruano Paolo Guerrro... ninguno de los grandes goleadores que acudió al torneo americano se ha marchado de vacío, salvo el uruguayo Edinson Cavani, que pagó el mal papel de su selección.

Embed
En la Eurocopa ha ocurrido todo lo contrario. Los máximos goleadores en tres de los cinco grandes campeonatos en Europa (el inglés Harry Kane en la Premier League, el polaco Robert Lewandowski en la Bundesliga y el sueco Zlatan Ibrahimovic en la Ligue 1) no han marcado todavía, como tampoco lo han hecho consumados especialistas como el alemán Thomas Müller, el croata Mario Mandzukic, el belga Eden Hazard o el ucraniano Andriy Yarmolenko.

Solo el galés Gareth Bale, el español Álvaro Morata (ambos con 3 goles) y el portugués Cristiano Ronaldo (con su doblete en el último partido ante Hungría) han cumplido por ahora con las expectativas que recaían en los goleadores.

Embed

REPETICION DE LA FINAL

Los dos finalistas de la última Copa América (2015), Argentina y Chile, repetirán en la edición del Centenario el próximo domingo, en la que Lionel Messi espera desquitarse de la dolorosa derrota en los penales el pasado año y poder levantar al fin una copa con la Albiceleste.

La última final de la Eurocopa (2012), en la que España goleó a Italia por 4-0, no se podrá repetir en Francia, puesto que españoles e italianos se verán las caras ¡en octavos!