El ex jugador de Boca aseguró que el equipo conducido por Martino depende de lo que pueda hacer el astro del Barcelona para llevarse la Copa América. Además, presionó para que el Xeneize gane la Libertadores.

Juan Román Riquelme, quien brilló en el seleccionado argentino entre 1999 y 2008, fue contundente con el actual equipo nacional en la previa de la final de la Copa América Centenario y expresó que "con Messi la va a ganar" pero "sin él ya estarían en Buenos Aires".

A su vez, en diálogo con el programa '90 minutos' de la cadena Fox Sports expresó que esta edición de la Libertadores "es la Copa más fácil que se le presentó a Boca" por lo que "deben ganarla" dado que en caso contrario "va a doler muchísimo".

En alusión al combinado nacional continuó explicando que habla "seguido con Messi" y deseó que "gane la Copa América porque se preparó mucho para hacerlo".

De esta forma agregó que al astro del Barcelona "se lo debe admirar" debido "a todos los esfuerzos que hace" por la selección cuando "pudo quedarse en España".

En la continuidad de su análisis sobre el funcionamiento del equipo sentenció que "con él Argentina es muy fuerte pero sin él es un conjunto débil".

Embed

Por su parte contó que el propio Messi le dijo "que haga el partido despedida cuando quiera que iba a estar" presente por lo que es probable que se haga "en junio" próximo porque "el estadio estará libre y están todos los futbolistas de vacaciones" para presentarse.

Al retornar sobre sus dichos respecto de Boca y la actual Copa Libertadores confesó que "hace tiempo no se ve que la tenga tan clara para llegar a la final" del certamen.

De esta forma manifestó su intención de que "Guillermo (Barros Schelotto) regale otra copa" a la institución en un momento donde "si Carlitos (Tevez) está bien los cuatro partidos que quedan el torneo será de Boca".

Sin embargo confesó que "apostaba a que la semifinal iba a ser frente a River nuevamente y no ante Independiente del Valle" un equipo que "con todo respeto no puede creer a donde llegó".