Nueva Zelanda no tuvo piedad este sábado en Dunedin con los Dragones Rojos al imponerse por 46 a 6. Marcó seis tries.
Gales volvió a caer ante los campeones del mundo, marcando seis tries. Los Dragones galeses llegaron a estar adelante en el tanteador, gracias a dos penales del apertura Biggar (minutos 6 y 16), pero una vez que la maquinaria neozelandesa se puso en marcha el conjunto visitante desapareció del terreno de juego.

Para Nueva Zelanda este triunfo supone el 41º consecutivo en casa, y una nueva prueba de que no resintieron por las salidas de McCaw, Carter y Nonu.

Su última derrota contra un equipo del hemisferio norte se remonta a diciembre de 2012, donde cayeron 38-21 ante Inglaterra.

Con este triunfo los compañeros de Aaaron Cruden mantienen la impresionante serie de victorias frente al combinado británico, que se inició en 1953.

Los partidos ante Gales confirmaron el favoritismo de los All Blacks de cara al Cuatro Naciones, que disputarán ante Australia, Sudáfrica y Los Pumas.