"Las mujeres deciden por sí mismas cuándo y cómo quieren ser tocadas y cuándo no", decía portando una caja con espejos en la parte de su cuerpo que dejaba acariciar a extraños.

La artista suiza Milo Moiré fue detenida en Londres por permitir que extraños toquen sus pechos y sus genitales a modo de protesta por los derechos de las mujeres. Su performance Mirror Box consistía en pedirle a diversas personas, entre hombres y mujeres, que metan sus manos dentro de la caja con espejos colocada en sus partes y toquen sin restricción alguna durante 30 segundos.

Milo Moire

"Estoy aquí por los derechos de la mujer y la autodeterminación sexual (...) las mujeres deciden por sí mismas cuándo y cómo quieren ser tocadas y cuándo no", dijo la activista. Cuando se encontraba en Trafalgar Square fue detenida por las fuerzas de seguridad londinenses. Permaneció 24 horas en la cárcel y fue multada.