Más de 36 millones de españoles están habilitados para votar este domingo a los representantes del Congreso y el Senado, seis meses después de los últimas elecciones en las que no se pudo conformar un gobierno. Y, como en todo comicio, siempre hay perlitas.
  • El municipio que votó en dos minutos: Los seis vecinos del municipio riojano de Villarroya votaron en dos minutos en las elecciones 2016. Tres de los votantes fueron titulares de la mesa electoral y los otros tres, suplentes, por lo que todos ellos fueron a las 8 al colegio electoral. El vecino de mayor edad de Villarroya, que está situado a 63 kilómetros de Logroño, tiene 69 años y el más joven, 32.

  • Infartos durante las votaciones: Dos ancianos murieron durante esta mañana de votaciones. Un vecino de 79 años de Santa Coloma de Farners murió a causa de un problema coronario cuando entraba en el colegio electoral. Algo similar le sucedió a un hombre de 92 años de Madrid que falleció tras un infarto segundos después de votar en el colegio Ortega y Gasset.

  • Parto en Valencia: Otra anécdota que nos deja el día es la que le ocurrió a la vocal de una mesa en el Colegio Nuestra Señora de los Desamparados de Valencia. La joven entró en trabajo de parto y tuvo que ser trasladada al Hospital Clínico para dar a luz.

  • Ancianos desorientados: El Bloque Nacionalista Gallego (BNG) presentó una denuncia ante el organismo electoral de A Coruña después de que el único edil del Bloque en el municipio, que ejerce como apoderado, comprobara cómo el regidor y otro representante popular llevaban en sus autos particulares a vecinos ancianos ante sus respectivos colegios electorales. "El alcalde trajo en su coche a una vecina que no es familiar ni tiene relación de parentesco con él y la dejó en la puerta del colegio electoral. Poco después, y en otro colegio distinto, el regidor y un concejal del PP hicieron lo mismo con un hombre de edad avanzada y movilidad reducida", denuncia Iago Varela, concejal del BNG en la localidad.