La periodista estuvo de invitada al almuerzo de la diva y en un momento recibió la visita especial de su hijo, que se había despertado de la siesta.

A tres meses de haber sido mamá, María Julia Oliván estuvo de invitada al programa de Mirtha Legrand y en uno de los bloques recibió la visita especial de su hijo Antonio, que se despertó de la siesta y pidió por la madre.

El pequeño estuvo en brazos de la periodista, quien no dudó en confesar que quería que se parezca a ella. ¿Madre enamorada? ¡Sí, y orgullosa!

Mirá el video en RatingCero.com