El defensor vio la segunda amarilla a los 28 minutos del primer tiempo y complicó a la Roja. Ambas faltas fueron sobre el capitán argentino, Lionel Messi.