El dueño de un local en Bahía Blanca tomó este lunes una drástica y polémica decisión. Con un candado, decidió encerrar durante media hora a su inquilino.


Todo transcurrió en un local, de calle la Rodríguez 11. Allí, terminó encerrado Jonathan Marino, que estaba este lunes en el negocio que alquila.

Embed
Marino mantiene un conflicto con el dueño del local, identificado como Mario Durán. Esa disputa originó que minutos antes de las 10, Durán se acercara a las instalaciones, en donde hasta ahora funcionaba una pollería, y, tras una breve discusión, lo dejara encerrado con un candado, según el portal La Brújula 24.

Embed
Luego de media hora, y tras la intervención de personal policial, Marino "recuperó la libertad", aunque lejos está de finalizar el conflicto.