En pleno pesaje, Kiko Matos tomó un spray relleno de orina y no lo dudó: roció a Baron Geisler, su rival, antes del combate en la ciudad filipina de Manila.
Estaba todo listo para que la prensa presenciara el pesaje de estos dos rivales de artes marciales mixtas (MMA). El combate formaba parte del Universal Reality Combat Championship (URCC) y la tensión se palpaba en el ambiente.

Los dos luchadores posaron ante la prensa en actitud agresiva. Había que parecer el "más malo" en las fotos. Al principio parecía que reinaban las risas y el buen humor cuando se subieron a la balanza en ropa interior, pero todo cambió. Tras ponerse los pantalones llegó el momento crítico.

luchador-orina.mp4
Es que Kiko Matos tomó el spray que le dio uno de sus compañeros y empapó la cara de su rival mientras le decía "Baron, bebe mi orina". Geisler no dudó en amenazarlo de cara al duelo.

El día de la pelea la expectación se rebajó. Se esperaba una lucha emocionante en la jaula, pero el resultado decepcionó con el empate técnico que decretaron los jueces.