En horas del mediodía, un llamado alertó sobre presencia de explosivos en la sede de la calle Viamonte. El presidente Luis Segura abandonó el edificio y se mostró muy molesto con la prensa.
Tanto el mandamás de la Asociación como los empleados de se autoevacuaron pasado este mediodía por una amenaza de bomba en la sede de Viamonte 1366. La policía ingresó a distintas dependencias a raíz de un supuesto llamado amenazante, según informaron fuentes policiales.

Mientras Segura se negaba a hablar con los periodistas y se subía a una camioneta gris para dejar el lugar, la policía cortó el tránsito en la cuadra y revisaba el edificio.

"No voy a hablar", se cansó de repetir un molesto Segura, envuelto en un mar de periodistas que buscaban su testimonio. Ante la consulta sobre la posible desafiliación de AFA de la FIFA, el Presidente dijo que "no es un tema que yo maneje".