El ex titular de la UIA negó sin embargo tener pruebas para aportar a la justicia. También declaró ante el fiscal Federico Delgado el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Juan Chediak.
El ex titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, confirmó este lunes ante la justicia que hubo un pacto de silencio "tácito" durante el anterior gobierno entre los empresarios y ex funcionarios en el que "nadie investigaba ni preguntaba". Sin embargo no aportó pruebas de sus dichos.

En su declaración ante el fiscal Federico Delgado, el testigo dijo no saber nada sobre el supuesto pagos de sobornos para la obra pública, al declarar en la causa en la que se investiga el enriquecimiento ilícito de José López, el ex secretario de Obras Públicas que fue encontrado con los bolsos con casi 9 millones en el convento de General Rodriguez.

En su declaración Méndez aseguró sin embargo que "el pacto de silencio era tácito porque nadie investigaba ni preguntaba cómo era la relación entre cada uno de los empresarios con los funcionarios públicos, cada compañía maneja en silencio su relación con el Estado".

Hizo referencia además al "destrato de los funcionarios de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández". "Tenían actitudes que avasallaban al sector industrial y yo las tuve que soportar como presidente de la UIA, mirando hacia otro lado, para que mis representados no se vieran perjudicados", dijo ante el fiscal.

También declaró este viernes el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Juan Chediak, quien también negó tener datos sobre pago de retornos para la adjudicación de obra pública.

Embed