Enfático ante el incremento de los ataques, Cameron condenó los "crímenes de odio" y prometió luchar contra ellos. Representantes del Consejo Musulmán Británico aseguraron que los nuevos incidentes podrían haber sido motivados por el triunfo en las urnas de la propuesta de abandonar la UE.
El Consejo de Jefes de Policía Británico aseguró este lunes que desde el jueves y tras el triunfo del Brexit en las urnas, aumentó en Inglaterra un 57% la cantidad de denuncias recibidas por incidentes vinculados con la xenofobia y el racismo.

La reacción del renunciante primer ministro David Cameron no se hizo esperar. "No vamos a permitir crímenes de odio o este tipo de ataques" advirtió este lunes tras conocerse el fuerte incremento del acoso a inmigrantes en apenas unos pocos días.

Según informa la BBC todavía "no está claro si el resultado del referendo del jueves ha provocado un aumento de la hostilidad contra los inmigrantes o si en los últimos días más gente ha decidido hacer públicas situaciones de racismo que ya se daban".

Por su parte el embajador polaco en Londres y los representantes del Consejo Musulmán Británico expresaron también su preocupación por los incidentes racistas y xenófobos registrados en los últimos días y que, según aseguraron, podrían haber sido motivados por el triunfo en las urnas de la propuesta abandonar la Unión Europea.

Embed
En el exterior de un centro cultural polaco en el oeste de la capital británica apareció este lunes un grafiti en el que se pedía a los inmigrantes que se marcharan del país. En tanto, cerca de una escuela de la localidad de Cambridgeshire aparecieron panfletos en contra de los ciudadanos polacos.

También se denunció que a algunas mujeres musulmanas se les reclamó que se fueran del país mientras caminaban por las calles.

En Twitter, la etiqueta #postrefracism (racismo tras el referendo) fue utilizada 21.000 veces hasta este lunes en la mañana. La inició un grupo con el mismo nombre, que está pidiéndole a la gente que comparta sus experiencias.

Embed
Por ejemplo, la excandidata conservadora al Parlamento, Shazia Awan, trabajó por la campaña para quedarse dentro de la UE y contó que presenció varios incidentes contra los extranjeros. "Cuando la campaña para salirse de la UE se enfocó en el tema de la inmigración hace unas semanas, pude sentir la diferencia en cómo actuaba la gente", contó y siguió: "Mientras hacía campaña, estaba hablando con una mujer negra. Un hombre blanco pasó y la ofendió por su color".

Según señala BBC, luego del referendo, la propia Shazia fue víctima de una violenta reacción cuando expresó en Twitter su opinión tras la votación. "Tras el conteo, el viernes en la mañana publiqué un tuit diciendo que David Cameron era lo menos malo del Partido Conservador" escribió y siguió: "Entonces recibí una respuesta diciendo que debería hacer mis maletas e irme a mi país. Pero yo nací en Caerphilly, Gales". "No me gusta lo que esto significa para nosotros" concluyó.