Hitachi creó una inteligencia artificial que mide los niveles de felicidad que genera en cada individuo el realizar determinadas acciones para ofrecerle recomendaciones y mejorar su rendimiento laboral.
Unos 600 empleados de Hitachi formarán parte de la ensayo que la compañía desarrollará para probar la eficacia de esta tecnología que busca "mejorar la sensación de bienestar" de los trabajadores y pretende comercializar este año, explicó la multinacional.

Los participantes en la prueba llevarán unos dispositivos que registrarán una variedad de actividades como levantarse del puesto de trabajo, sentarse o entablar conversaciones, y cuya inteligencia artificial es capaz de recordar las personas con las que se habla y con qué frecuencia.

El software utiliza estos patrones para calcular los niveles de felicidad del usuario, y analiza los datos mensualmente para determinar qué acciones hacen más dichosa a la persona.

Embed

En función de este análisis, el programa envía sugerencias al usuario a través de su teléfono móvil, como realizar determinadas tareas en un momento del día específico o hablar con cierta persona, según detalla el texto.

La multinacional nipona quiere determinar en qué medida alterar el comportamiento del empleado puede mejorar su eficiencia e impulsar el dinamismo en el lugar de trabajo, ya que considera que "mejorar la sensación de bienestar se ha convertido en uno de los asuntos más importantes en la sociedad en los últimos años".

Por ello, espera poder comercializar la nueva tecnología este año.