El interno, alojado en la cárcel de Sierra Chica, envió a su madre y a sus tres hermanas a la casa de su ex pareja, en José C Paz, para arrebatarle la menor que tuvieron juntos. Lo hizo porque la mujer no la llevaba de visita al penal.
El hecho ocurrió durante este lunes cuando el papá de la menor envió a su mamá y sus tres hermanas a que secuestraran a su hija en la casa de su ex pareja en José C Paz.

Gracias a un gran operativo policial y un allanamiento realizado en un asentamiento en Tigre, lograron rescatar a la nena de dos años. Fueron detenidas la abuela y las tres tías.

Embed
El procedimiento fue realizado por detectives de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de José C. Paz en un allanamiento de urgencia ordenado por el fiscal Fernando Corda, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 22 de Malvinas Argentinas, quien recuperó a la niña a pocas horas de concretado el secuestro.

La denuncia había sido presentada por la mamá de la nena. Cerca de las 19, la mujer comenzó a recibir llamadas del padre de la nena insultándola y diciéndole que se la iba a sacar. El hombre está preso desde hace ocho años en la unidad de Sierra Chica.

La mujer contó a los policías que conoció al sujeto hace tres años, mientras estaba detenido, y que tuvieron a la nena pero que hacía alrededor de siete meses que habían terminado la relación. El hombre le reclamaba que no llevaba a la nena a la cárcel para poder verla.

Embed
La mujer denunció que antes de las 19 su ex suegra y cuñadas ingresaron a la casa, le arrebataron a la menor y la atacaron a golpes para que no pueda seguirlas. Las cuatro huyeron con la nena a la estación Sol y Verde del ex ferrocarril San Martín, donde tomaron un tren.

La mamá de la niña mostró a la policía su teléfono celular al que después del secuestro, el padre la siguió llamando para decirle que si quería volver a ver a la nena tendría que mudarse con su familia a la villa San Jorge de Don Torcuato, partido de Tigre, de donde él y su familia son oriundos.