Irlanda del Norte hizo un gran torneo y fue eliminado por Gales en octavos de final. De regreso a su país, el más ovacionado fue Will Grigg, que no entró en ningún partido pero es el nombre más famoso del torneo.
Del tema original "Freed from Desire", los hinchas irlandeses armaron el "Will Grigg's On Fire", que entonaron en cada encuentro de su equipo, pese a que el goleador del Wigan inglés no pudo entrar en ninguno de los cuatro partidos del torneo.

La afición irlandesa, una de las más animadas y coloridas del torneo, la llevaron a los extremos, tanto que es una de las diez canciones más descargadas en iTunes en el Reino Unido.

Lo cierto es que el plantel regresó al país luego de la eliminación y, en el recibimiento, las miles de personas volvieron a entonar su "himno", mientras el jugador seguirá esperando su chance para debutar en una Eurocopa.
Embed