El hombre de la peatonal de Córdoba que denunciaba a los políticos con su megáfono, frente a la Legislatura, vive en un estado de abandono e indigencia en barrio Ampliación Cabildo.
Luis Álvarez (65) sólo cuenta la ayuda de los vecinos. Son justamente ellos quienes lo asisten y le dan de comer en ese barrio de Córdoba, según el Periódico La Décima. El hombre no puede caminar y pasa hambre y frío. "Estuvo cuatro días sin comer", dijo su vecina Jessica.

"Nos parte el alma, ¡cómo lo vamos a dejar solo! Por eso queremos que el Estado se ocupe"
, comentó María, otra de las vecinas que lo ayudan.

Embed
"Cuando entramos había un perro muerto y los otros perros le comían las tripas", agregó. Álvarez contó que no cobraba para denunciar a los políticos. "Muchos piensan que me pagaban para denunciar, pero es al revés: me pagaban para no hablar porque yo era un ventilador", dijo.

hombre del megáfono 1.jpg
Foto: periodico La Décima.
Foto: periodico La Décima.
El hombre vive en su casa de la Manzana 24, Lote 11, del barrio ciudad Ampliación Cabildo. Según La Décima, Luis sufre el acoso de personas que lo presionan para abandonar la vivienda.

El lunes por la tarde, los vecinos informaron que una ambulancia se había llevado a Luis al Hospital Misericordia, para su recuperación.