La titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, aseguró que el hecho de que un funcionario público tenga acciones de una empresa "no es necesariamente un conflicto de intereses". Lo dijo al ser consultada sobre el ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien posee participación en la petrolera Shell por $ 16 millones.
"Tener acciones de una empresa no es necesariamente un conflicto de intereses. Por eso le pedimos a todos los funcionarios que no tomen ninguna decisión, que deleguen la firma hacía arriba o hacia abajo", afirmó Alonso consultada por la situación del ex CEO de la compañía anglo-holandesa.

Laura Alonso.mp4
Según detalló en su declaración jurada de bienes, Aranguren tiene $ 16 millones en acciones de Shell, empresa que condujo hasta fines del año pasado cuando su nombre empezó a sonar para integrar los equipos de Mauricio Macri.

Seguín leyendo esta nota en ambito.com