La Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), que conduce Pablo Micheli, el MST y el Movimiento Obrero, entre otras organizaciones, participan este miércoles de "un frazadazo nacional" en el centro porteño con "frazadas y velas" en rechazo a "los tarifazos" en los servicios públicos.
Se trata de una protesta que se desarrollará en todo el país y que, en el caso de la ciudad de Buenos Aires, incluirá una movilización hacia el Obelisco para protestar por "los aumentos de luz, gas, agua y transporte, entre otros servicios".

En una conferencia de prensa ofrecida el martes en la sede sindical nacional de Lima al 600, en la que participaron además de Micheli el dirigente del gremio de la energía José Rigane y Héctor Polino, la central señaló su "preocupación" por las consecuencias del "tarifazo y el ajuste, en un país que, sin duda, puede gozar de soberanía energética absoluta sin ese tipo de medidas".

"La situación empeora. El gobierno procura alternativas para paliar el tarifazo, como los topes de aumento del 400 por ciento, mientras los salarios mejoran sólo en un 30 y en tres cuotas. La CTA Autónoma no tolerará que la variable siempre sea la misma, es decir, los trabajadores, jubilados y quienes menos tienen", dijo.

Con estos argumentos, Micheli llamó a la ciudadanía "a salir a la calle en todo el país con una frazada y una vela a fin de expresar el descontento hacia los tarifazos que castigan a todo el pueblo".

Rigane, secretario adjunto de esa CTA y titular de la Federación de Trabajadores de la Energía (FeTERA), aseguró que de no modificarse la política económica en ese sector "continuarán excluidos millones de ciudadanos", en tanto Polino calificó la realidad tarifaria como "un conflicto de intereses".