La concursante saltó un paredón y se fue del juego. "Me temblaba todo", contó. La osadía hasta llegar a la casa de su hermano.

Azul Carrizo contó con detalles cómo fue su escape de la casa de Gran Hermano luego de no aguantar más las discusiones y comentarios violentos de sus compañeros.

Lo curioso del caso es que la concursante no pidió hablar con un psicólogo o la producción en el confesionario, sino que trepó un paredón y llegó, sin saberlo, a la casa de una vecina.

Mirá su relato completo en RatingCero.com