Tras haber nombrado a militantes del Pro y luego de que se conociera que viajó a Europa cobrando 1.000 dólares diarios, el funcionario se adjudicó en las últimas horas la intención de derogar el Servicio Militar Obligatorio. El 9 de junio lo había presentado el bloque de diputados del Partido Socialista.


¿Creés que se tiene que restab...
El subsecretario Nacional de Juventud y presidente de la Juventud Pro Nacional, Pedro "Piter" Robledo, tuvo que salir a pedir disculpas luego de que impulsara un proyecto de ley para derogar definitivamente el Servicio Militar Obligatorio, copiando una iniciativa del bloque de diputados del Partido Socialista presentada a principios de este mes que está finalizando, según denuncia ese espacio político.

"No hubo ningún cortocircuito", salió a aclarar esta mañana por Radio 10 Robledo, haciendo referencia a la situación con el Partido Socialista y agregó a modo de resumen y reiterando que no estaba al tanto del trabajo del otro frente: "El socialismo está trabajando en el tema y nosotros también".

Todo comenzó cuando el decreto 721/2016 del presidente Mauricio Macri le restituyó atribuciones derogadas por Raúl Alfonsín a las Fuerzas Armadas. Desde la Juventud Socialista le acercaron a los diputados del partido que gobierna la provincia de Santa Fe un proyecto para evitar que se utilice el mismo mecanismo para reinstalar la polémica obligación a la que se veían sometidos los varones de 18 años que no tenían la suerte de salvarse en el sorteo "por número bajo".
Embed

"Hace rato que lo veníamos pensando y este decreto lo terminó de impulsar", le dijo a minutouno.com el presidente de la Juventud Socialista, Marcial Sorazábal, uno de los impulsores de la iniciativa que a la postre sería imitada por su par del Pro.

Proyecto de Ley del PS

Así las cosas, el 9 de junio de 2016, los diputados Alicia Ciciliani, Hermes Binner, Gabriela Troiano y Lucila Duré ingresaron por mesa de entradas de la Cámara de Diputados un proyecto para derogar definitivamente el Servicio Militar Obligatorio ya que desde 1995 sólo fue suspendido a través de un decreto presidencial del por entonces presidente Carlos Saúl Menem.
Robledo le pidió disculpas asegurando "que no sabían nada"
Es que el 31 de agosto de 1994, la opinión pública se conmocionó por el asesinato del soldado Omar Carrasco. El joven oriundo de Cutral-Có fue hallado sin vida en la unidad militar de Zapala tras haber estado un mes desaparecido. Menem, que buscaba la reelección, en enero de 1995 con un decreto presidencial de necesidad y urgencia suspendió la vigencia de la ley 3.948 de 1901.

Con gran sorpresa, los socialistas se encontaron este miércoles con una información difundida a través de la agencia oficial de noticias Télam en la que aseguraban que el gobierno "analiza enviar al Congreso un proyecto para derogar el servicio militar obligatorio, que fue acotado sólo parcialmente por una ley sancionada durante la presidencia de Carlos Menem, en una iniciativa impulsada por la Subsecretaría de Juventud y que cuenta con el visto bueno del Ministerio de Defensa".

Embed

En el despacho se citaba a Pedro Robledo, funcionario del gobierno nacional, como el autor del anteproyecto desconociendo que el socialismo ya lo había ingresado a la Cámara baja. Allegados al militante del macrismo afirmaron que la iniciativa "recién está en borrador", y sobre el que "hubo algunas reuniones al respecto, pero aún está verde". Enojados, los socialistas comenzaron una campaña en las redes sociales para que se los reconozca como los verdaderos impulsores de la iniciativa.

Embed
Embed
Embed

Tras viralizarse y acumular cientos de menciones, Robledo recogió el guante y se comunicó con Sorazábal quien dijo a este medio que el oficialista le pidió disculpas asegurando "que no sabían nada" de la iniciativa y que tiene la orden de "Marcos Peña y el ministro de Defensa de acompañar nuestro proyecto".

Embed

"Si lo convence a Marquitos, bajan el proyecto de Robledo y apoyan lo que presentamos nosotros", afirmó el coordinador de la juventud del centenario partido de centroizquierda.

Embed

Es la tercera vez en menos de dos meses que "Piter", cuya figura tomó trascendencia pública cuando lo recibió la ex presidenta Cristina Kirchner tras ser golpeado en una fiesta por su condición de homosexual, está en el ojo de la tormenta. La primera fue cuando despidió a 30 trabajadores de la dependencia que comanda afirmando que no quería un "local de La Cámpora", pero los reemplazó por militantes de su espacio. La segunda fue cuando el portal necochense La Nueva Comuna , publicó que cobraba 1.000 dólares por día de viáticos para viajar por Europa, algo que Robledo negó rotundamente.