Ante la fuerte sequía en el curso de agua, que se cobra la vida de miles de reptiles, los habitantes de la comunidad Fortín General Díaz hicieron pozos y los llenaron con agua paga para que puedan sobrevivir. También alimentan a los animales.
La situación en la cuenca del río Pilcomayo es desesperante. Los animales agonizan en el lodo y los habitantes intentan salvarlos con los pocos recursos que tienen.

Los habitantes de la comunidad Fortín General Díaz se organizaron para perforar pozos y llenar las represas que antes eran destinadas para el consumo del ganado vacuno.

rio pilcomayodesastre ecologico.mp4
"Llevamos a otro sitio el ganado vacuno y dejamos un gran tajamar (pozo) solamente para los cocodrilos (caimanes)", dijo Alcides González, gerente de la hacienda San José, en referencia a los caimanes.

Además, contó que "varios frigoríficos de las colonias menonitas de la zona entregarán carne" para alimentar a los reptiles hasta que "el Pilcomayo riegue el territorio con sus aguas".

rio-pilcomayo-sin-agua.jpg
Como medida de urgencia, González informó que la hacienda resolvió cavar 18 pozos para llevar agua en camiones cisterna hasta las represas.