La medida la dictó el juez Rafecas contra el ex funcionario que fue detenido cuando intentaba ocultar casi 9 millones de pesos en un convento de General Rodríguez.

El ex secretario de Obras Públicas José López fue procesado este jueves por el juez Daniel Rafecas en la causa por "enriquecimiento ilícito" y se le trabó un embargo de sus bienes por 200 millones de pesos.

El magistrado, no obstante, mantuvo la competencia, es decir se quedó con la causa pese a un pedido del fiscal Federico Delgado para que le remitiera el expediente a su colega Julián Ercolini.

El magistrado ordenó que se investigue en paralelo a López por los supuestos delitos de corrupción en la megacausa por asociación ilícita que llevan adelante el juez Julián Ercolini y el fiscal Gerardo Pollicita, pero defendió la autonomía de su causa por enriquecimiento ilícito.

Embed
Ayer el fiscal Federico Delgado pidió que se anexaran ambas investigaciones. Ahora el juez consideró que la causa por enriquecimiento ilícito seguirá tramitando en su juzgado "con vistas a una pronta condena y recuperación para el Estado del dinero mal habido", indicaron fuentes judiciales.

La justicia consideró que López debe continuar preso porque cuando fue detenido estaba intentando esconder prueba de un delito y que por lo tanto en libertad, puede entorpecer la investigación.

Para la justicia el ex funcionario no explicó la diferencia que existe entre los datos que se desprenden de sus declaraciones juradas patrimoniales presentadas mientras se desempeñó como Secretario de Obras Públicas de la Nación, con respecto a la suma de U$S 8.982.047, de Euros 153.610 y $ 159.114", que le fueron encontrados en bolsos que pretendía esconder en un convento en General Rodríguez.