El juez hizo lugar a un pedido del fiscal Stornelli para continuar investigando el pago de sobre precios y coimas en la ampliación de gaseoductos en el norte y sur del país.
El juez federal Sebastián Casanello accedió este jueves al pedido del fiscal Carlos Stornelli para que se reabra la causa Skanska, en la que se investiga el pago de sobre precios y coimas en la ampliación de gaseoductos en el norte y sur del país. Se trata de una causa iniciada en 2005 y que ahora podría reabrirse a raíz de un planteo de nulidad por "cosa juzgada írrita" presentado por Stornelli.

En su resolución, Casanello dio intervención a los querellantes y a los defensores de los imputados, y tras declarar procedente el planteo del fiscal lo elevó a consideración de la Cámara Federal.
Stornelli reclamó que se declare la nulidad de los sobreseimientos dispuestos en el año 2011 por la Cámara Federal, al evaluar que se había producido un "error judicial" por no tener cuenta como prueba una grabación producida por el auditor de la firma Skanska.
Es que en abril pasado, la Cámara Federal de Casación Penal dio por válida unas escuchas, en las cuales un directivo de Skanska reconoció ante un síndico el pago de sobornos. Los jueces de la Sala IV de la Casación, con las firmas de Mariano Borinsky y Juan Carlos Geminiani, hicieron lugar a un recurso de apelación de la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) y validaron la grabación como medida de prueba.
En 2011, la Sala I de la Cámara Federal sobreseyó a los acusados y ni el fiscal ante la Cámara Federal, Germán Moldes, ni la querellante Oficina Anticorrupción (OA) apelaron la decisión. En la causa estaban procesados por orden del juzgado federal 7, en ese momento a cargo de Norberto Oyarbide, el entonces secretario de Energía, Daniel Cameron; el exinterventor de Enargas, Fulvio Madaro; y Néstor Ulloa, expresidente de Nación Fideicomisos. También eran investigados ejecutivos de las empresas Transportadora de Gas del Norte y Transportadora de Gas del Sur.