Joaquín necesita estar conectado todo el día a una máquina concentradora de oxígeno para poder respirar. Su familia recibió una factura de luz de $2.200 en el último mes y ahora juntan firmas para que lo beneficien con la tarifa social.
Una familia inició una campaña para que enfermos electrodependientes puedan acceder a la tarifa social. Se trata de los padres de Joaquín, un niño de 2 años que necesita estar conectado todo el día a una máquina concentradora de oxígeno para poder respirar.

La familia recibió una factura de luz de $ 2.200 en el último mes, cifra que se suma al resto de gastos que el tratamiento del nene implica. Por ello, el padre sostuvo que no puede afrontar ese número y decidió juntar firmas para que lo beneficien con la tarifa social.

Embed
"Como todos sabrán, Joaco es electrodependiente. Tras estar 7 meses entubado en su larga estadía en terapia intensiva, pudimos traerlo a casa, bajo internación domiciliaria. Precisa estar conectado las 24 hs a un concentrador de oxígeno para poder vivir. Sin suministro eléctrico, puede sufrir un paro cardiorrespiratorio. Él, como todos los electrodependientes, es quien más necesita la energía eléctrica y quien más la consume. No sólo por el concentrador de oxígeno, sino por heladeras o freezers para medicamentos que necesitan refrigeración", escribió el Mauro, el papá, en Facebook.

Y finalizó: "Yo no puedo pagar los kilovatios que Joaco necesita para vivir. ¿Qué hago? ¿Quién nos ayuda? Y el Estado? Lejos de ayudar, nos castiga. ¡Exigimos una ley con tarifa diferenciada para electrodependientes ya! La salud no puede esperar.