La imagen de un abanderado descalzo en la comunidad Ñamandu, en Misiones, conmovió a los socios de la Cámara de la Industria del Calzado que decidieron donar 300 pares de zapatos para los niños de esa escuela y la comunidad.
“Hoy se conoció una noticia que conmovió a la sociedad argentina y en particular a todos los que componemos la Cámara Argentina de la Industria del Calzado. Un alumno de la Escuela 948, ubicada dentro del Parque Nacional del Valle del Arroyo Cuña Pirú, en la comunidad de Ñamandu, provincia de Misiones, es abanderado, pero va sin zapatos al colegio. Sin embargo, no es el único caso, la mayoría de los estudiantes que asisten a esa escuela van descalzos porque los padres no tienen dinero para comprarles zapatos”, relató Alberto Sellaro, Presidente de la CIC.

“Ante esta desgraciada realidad, los socios de la Cámara, resolvimos donar 300 pares de zapatos para los niños de esa escuela y de la comunidad. De esta manera nos adherirnos a la necesidad cotidiana que padecen. Porque además de no tener zapatos, viven en viviendas precarias sin electricidad ni agua potable y comen todos los días si van al colegio”, concluyó Sellaro.