Serios incidentes se registraron este jueves en las calles del barrio San Alberto, del partido bonaerense de Ituzaingó, cuando efectivos policiales dispersaron por la fuerza a grupos de vecinos, mayoritariamente jóvenes, que reclamaban por un supuesto intento de secuestro de una nena por parte de un integrante de un circo.
El enfrentamiento, que incluyó pedradas, balas de goma y gases lacrimógenos, duró más de una hora y el saldo fue de al menos un policía herido y diez manifestantes detenidos.

Embed
El incidente principal ocurrió en la esquina de Ratti y Grecia, a metros del predio donde, desde hace dos meses, se montó el Circo Royal. Los primeros incidentes comenzaron esta madrugada, alrededor de las 2, cuando un grupo de jóvenes ingresó al circo y provocó destrozos en las instalaciones y en los vehículos que estaban allí.

Esa situación fue controlada rápidamente por la policía, pero más de doce horas después, cerca de las 15 de este jueves, hubo un rebrote de la violencia. Un grupo de jóvenes, con sus caras tapadas y escudándose con chapones, comenzó a arrojar piedras y palos contra unos pocos policías que estaban custodiando el circo en prevención de nuevos ataques.

walter, hijo del dueño del circo.avi
Con el correr de los minutos se fue sumando más gente y también policías que respondieron con balas de goma y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes. Una hora más tarde llegaron más refuerzos policiales que lograron controlar la situación.

Los vecinos comentaron que todo comenzó porque una mujer que trabaja en el circo intentó secuestrar a una nena de cuatro años. Sin embargo, el hijo del dueño del circo, que se identificó como Walter, aseguró que nada de eso era cierto.

ituzaingó incidentes (4).jpg
"Realmente no entiendo qué es lo que pasó. Nos destrozaron todo. Si yo me enteraba de que alguien de acá hacía algo así lo agarraba del pescuezo y lo llevaba a la comisaría", dijo.

Por otro lado, Julián, el papá de una niña, de dos años, contó que el 22 de junio al mediodía, en Aquino y Espejo, un hombre se bajó de una Citroën Berlingo blanca e intentó arrebatarle a su hija de dos años, en otro caso similar al provocó la furia de los vecinos.

Julián, denunciante de intento de secuestro en Ituzauingó, por Radio 10.wav
"Llevaba a mi nena al jardín, me pasó una camioneta blanca que, a media cuadra frenó, y de allí se bajó un pibe. Luego me la quiso arrebatar de los brazos, forcejeamos y un vecino salió a los gritos. Por suerte, no la llevaron", dijo el hombre, durante una entrevista a Radio 10, que en ningún momento apuntó directamente al circo.

"Yo no vine contra el circo, vine contra el caso de mi ", dijo el hombre. "Queremos más seguridad", agregó.