El cuerpo de un niño hallado en el río Carcarañá a la altura de la localidad santafesina de Timbúes fue reconocido hoy por sus familiares como el chico de tres años extraviado en mayo pasado en la comuna de Correa.
Los familiares de Uriel Valentín Moreno, un chico de tres años que desapareció de su casa situada sobre la costa del río Carcarañá a mediados de mayo, reconocieron como el de su hijo el cuerpo encontrado el miércoles.

Fuentes del caso señalaron que el miércoles un pescador halló en el río Carcarañá, a la altura de la localidad santafesina de Timbúes, un cuerpo flotando.

Embed

Los restos del niño fueron trasladados al Instituto Médico Legal (IML) de Rosario y este jueves los familiares de Uriel Moreno lo identificaron.

"En un primer momento se iba a hacer sólo el reconocimiento de prendas y esperar el ADN del cuerpo -dado el estado avanzado de deterioro tras tantos días en el agua-, pero la familia accedió a realizar el reconocimiento del cuerpo dando certeza que se trata de él", dijeron a Télam fuentes judiciales.

Añadieron que "el informe preliminar de autopsia dio como causa de la muerte el ahogamiento" y que el fallecimiento se produjo "a los pocos minutos de ingresar al agua".

Uriel Valentín Moreno infografia.jpg

Uriel había sido visto por última vez por su familia a mediados de mayo pasado en el patio de su casa de Correa
, ubicada sobre la orilla del río Carcarañá a 60 kilómetros al noroeste de Rosario.

Según fuentes del caso, los padres del chico denunciaron en la seccional 3° de Cañada de Gómez, ciudad ubicada a 15 kilómetros de Correa, que alrededor de las 15 del jueves 12 de mayo dejaron de ver a Uriel.

El padre del niño contó que mientas él reparaba un automóvil de su propiedad, Uriel jugaba con su hermana sobre la costa del río Carcaraná, hasta que en un momento levantó la vista y ya no lo vio más.