Google anunció que se activó el cable de internet submarino de alta velocidad de 9.000 kilómetros entre Estados Unidos y Japón en el que está trabajando desde el año 2014.
El cable, bautizado con el nombre de "Faster" (Más rápido), tiene una velocidad de 60 terabits por segundo, 10 millones más rápido que el típico módem, y costó US$300 millones.

"Los usuarios de internet y nuestros clientes en Japón deberían de notar que las cosas se mueven un poco más rápido. Nuestro cable submarino Faster entre Japón y Estados Unidos entró en servicio oficialmente hoy", afirmó a través de la red social Google Plus el vicepresidente de infraestructura de Google, Urs Hölzle.

El ejecutivo recordó que el cable recién activado es el más potente de todos los cables submarinos y entre sus peculiaridades figura la de emitir luces de múltiples colores en distintas frecuencias.

"Faster es uno de los varios cientos cables submarinos que conectan distintas partes del mundo y que, en conjunto, integran una importante espina dorsal que contribuye al funcionamiento de internet", explicó Hölzle.

Embed
El primer cable transoceánico que se utilizó para comunicaciones vía telegrama se instaló en 1906.

La mayoría de los cables funcionan dentro de los países y entre continentes pero hay algunos que cruzan océanos como el Atlántico.

El cable SEA-ME-WE 3, que conecta Europa con Australia y Asia, es el más largo del mundo, con una extensión de 39.000 kilómetros y 39 puntos de conexión terrestre.

Facebook y Microsoft trabajan ahora en el desarrollo de un cable submarino que se llamará Marea y se espera que esté listo en 2016.

Será el primer cable que conecte Estados Unidos con el sur de Europa, en concreto las ciudades de Virginia (EE.UU.) y Bilbao (España).