El diputado francés del partido conservador Los Republicanos Bernard Debré compró por correspondencia cocaína, hongos alucinógenos y marihuana para ilustrar los peligros de la Deep Web a la que los usuarios acceden de forma anónima.
La cadena francesa BFMTV difundió las últimas declaraciones de una campaña que el representante electo llevó incluso a la Asamblea Nacional su crítica ante la facilidad con la que se consiguen drogas en internet y las envían por correo.

"Es más fácil que comprar un par de zapatos", recalcó el que fuera ministro de Cooperación entre 1994 y 1995.

Debré denunció que estas compras son posibles a través de páginas web a menudo localizadas en Holanda, en las que se puede pagar con tarjeta de crédito y la mercancía llega "discretamente" a la dirección elegida.

Embed

Si bien, otra opción "más segura pero más complicada" para adquirir, por ejemplo, cocaína pura en un 90% directamente en Francia es la red oscura: "el mayor supermercado del horror del mundo" en el que las compras son generalmente abonadas con bitcoins, la moneda virtual.

Debré reclamó "un verdadero programa de lucha contra el tráfico de drogas en el seno de la Unión Europea (UE), que garantice un mejor control en las fronteras".

Además, Debré solicitó la prohibición de los bitcoins que "sirven sobre todo al tráfico y al blanqueo de dinero", pero también para adquirir armas o explosivos o para nutrir actividades delictivas como la trata de blancas o la pedofilia.