Se ganó los corazones de los lectores chicos y grandes, pero las autoridades de la institución decidieron que los estantes no eran el lugar apropiado para él.
El gato Browser supo hacerse de cientos de admiradores como mascota residente de la Biblioteca de White Settlement, en Texas, Estados Unidos, pero está a punto de perder su hogar porque el Concejo Deliberante local prohibió todos los animales en los edificios públicos.

Embed

#browserthelibrarycat #catsofinstagram

Una foto publicada por White Settlement Library (@wslibrary) el

Browser, cuyo nombre significa "buscador", fue adoptado por las autoridades de la biblioteca en octubre de 2010 cuando era sólo un cachorro. El objetivo original era que cazara las ratas, pero se convirtió en la figura central de los almanaques benéficos de la institución.


Embed

Browser enjoys helping patrons with computer issues. #browserthelibrarycat #catsofinstagram

Una foto publicada por White Settlement Library (@wslibrary) el

Algunas de sus actividades favoritas, explicaron sus cuidadores, incluyen saltarle encima a los visitantes, ocupar la silla de los empleados para tomar siestas y acostarse sobre sus teclados cuando intentan hacer una búsqueda en las computadoras.


Embed
Por desgracia, el trabajo de Browser no fue valorado por el Concejo Deliberante y el 14 de junio pasado se decidió que tiene apenas 30 días para encontrar un nuevo hogar, informó el sitio ABC.

Embed

Browser the Library Cat loves to read & wants you to read too! #browserthelibrarycat #catsofinstagram

Una foto publicada por White Settlement Library (@wslibrary) el

El alcalde de White Settlement, Ron White, aseguró recibió una gran cantidad de mails de todo el país a raíz del despido de Browser, y reconoció que el felino es una buena influencia para los chicos. "Ellos llegan a la biblioteca y dicen que le van a leer a él", aseguró.