La mujer pensó que le estaba salvando la vida a la cría, pero a los pocos días se percató de su terrible error, y para entonces fue demasiado tarde.
Una mujer de Washington, en los Estados Unidos, quiso rescatar una cría de foca que había encontrado en la playa y se la llevó a su casa, pero el animal murió a los pocos días debido a que no sabía cómo cuidarla y tardó demasiado en llamar al acuario local.

El incidente ocurrió el 21 de mayo de este año, cuando la cría de foca quedó varada en la playa de Westport, en el estado de Washington, donde la encontró una mujer que la metió en una bolsa de tela y se la llevó a su casa, informó el sitio ABC.

Sin embargo, lo que intentó ser una obra de caridad terminó por convertirse en una calamidad debido a que la mujer no tenía idea de cómo cuidar al animal. Para cuando llamó a las autoridades del Acuario de Westport, los especialistas que acudieron en su ayuda encontraron a la cría "extremadamente aletargada".

"Por lo general estos animales reaccionan y se van si tratás de acercarte, pero esta cría estaba tan aletargada que fue como trasladar a un bebé", explicó Marc Myrsell, director del acuario. "Lo mejor que puede hacer la gente cuando encuentra a una criatura marina en la playa es alejarse", agregó.

La pobre cría de foca tuvo que ser eutanasiada porque se encontraba en muy mal estado de salud, aunque nunca se confirmó si estaba enferma cuando llegó a la playa o si se contagió algo en la casa de su fallida protectora.

Embed