Tras el Brexit y una oleada de manifestaciones nacionalistas en todo el continente, el Pontífice pidió reflexionar sobre el nuevo rol de los países que lo conforman. Además, invitó a Europa a que "redescubra su vocación de contribuir la unidad de todos".
El Papa Francisco pidió este sábado que Europa "redescubra su vocación de contribuir a la unidad de todos" ante un mundo que es "cada vez más globalizado y, por eso, cada vez menos euro céntrico".

Después del triunfo del Brexit por el cual el Reino Unido dejará la Unión Europea, Francisco le envió un mensaje a los participantes del congreso "Encuentro - Reconciliación - Futuro", que se celebra en Munich, Alemania, para reflexionar acerca del contexto social del continente.

"Europa se encuentra en un mundo complejo y fuertemente en movimiento, cada vez más globalizado y, por eso, cada vez menos euro céntrico", explicó Francisco, por lo que es importante que "redescubra su vocación de contribuir a la unidad de todos".

Además, el Pontífice habló sobre los muros "invisibles" que "tienden a dividir" Europa, que se encuentra en pleno proceso de asimilación de millones de refugiados llegados entre 2015 y 2016 desde Medio Oriente, en especial Siria.

"Son muros hechos de miedo y de agresividad, de falta de comprensión hacia las personas de distintos orígenes o convicciones religiosas. Muros de egoísmo político y económico, sin respeto a la vida y a la dignidad de cada persona", enumeró el Papa.

"Europa está llamada a reflexionar y a preguntarse si su inmenso patrimonio, impregnado de cristianismo, pertenece a un museo, o por el contrario, es capaz todavía de inspirar la cultura y de donar sus tesoros a toda la humanidad", sentenció.