La organización para la infancia de la ONU, Unicef, apuesta por convertir las nuevas tecnologías en "una solución humana" y aplicarla, por ejemplo, para identificar a los refugiados a través de sus registros en WhatsApp.
Según explicó a Efe el cofundador de la Unidad de Innovación de Unicef, el estadounidense Christopher Fabian, "uno de los grandes problemas a los que se enfrentan constantemente los refugiados son los procesos de identificación en cada país al que acceden".

refugiados cargador tecnología celulares.jpg
El responsable de Unicef propone identificar los números de teléfono con los que los refugiados se registraron en la aplicación WhatsApp y usarlos para identificarlos, ya que es algo que todos usan para seguir en contacto con sus familiares y amigos en sus países de origen.

Fabian codirige la Unidad de Innovación desde que la creó en 2007 junto a la japonesa Erica Kochi, formada por un grupo interdisciplinario de personas en todo el mundo.

A lo largo de los años, el equipo de Fabian desarrolló diferentes tecnologías como U-Report o Digital Drum.

Embed
U-Report es una plataforma de mensajería gratuita que los jóvenes de diversos países pueden usar para dar su opinión y mantenerse informados sobre diversos temas gracias a un teléfono que no requiere estar conectado a internet, que ya tiene más de 2.1 millones de usuarios activos en más de 20 países.

Digital Drum, un proyecto premiado por la revista Time como uno de los 50 mejores inventos del 2011, es un prototipo de enseñanza digital que recuerda a un ordenador y que se vale de "la tecnología para impulsar la educación y el acceso al aprendizaje", explica Fabian.

Actualmente, la Unidad de Innovación de Unicef está desarrollando el proyecto Ayuda al Diagnóstico de la Infección Respiratoria Aguda (Arida), para suministrar y hacer más eficaces los dispositivos de diagnóstico que permitan medir automáticamente el ritmo de respiración de niños posiblemente afectados por neumonía.