Tienen entre 13 y 16 años. Algunas acuden porque las inscribieron desde el colegio, otras porque quieren aprender a hacer una aplicación para teléfonos móviles. Son 24, todas de escuelas de Buenos Aires, convocadas para buscar en la tecnología una solución para sus comunidades.
"Programando un mundo mejor" bautizó a este evento Chicas en Tecnología, una organización que busca disminuir la brecha de género en este sector.

Carolina Hadad, una de las cinco cofundadoras, dice a Efe que quieren potenciar a las adolescentes, porque tal vez alguna se sienta motivada a seguir una carrera vinculada a ese mundo.

Programando un Mundo Mejor - Testimonios.mp4
Eso hizo hace años Victoria Martínez de la Cruz, quien trabaja en la empresa de software Red Hat y es una de las mentoras convocadas para esta edición. Es licenciada en Ciencias de la Computación, un campo en el que siempre notó "la falta de chicas" que compartieran "sus mismos intereses".

Datos del Ministerio de Educación de Argentina ponen esa sensación en números: las mujeres representan tan solo el 18% de quienes estudian una carrera vinculada a la informática o a la computación en el país suramericano.

Un estudio de la Fundación Manuel Sadosky señala también que esas titulaciones son percibidas por las adolescentes "como las menos adecuadas para las mujeres entre todas las listadas".

"La única manera de atacar esa problemática es dando el ejemplo y llegar a las chicas que estén tomando la decisión de qué seguir en su carrera profesional", afirma Martínez de la Cruz.
Chicas n tcnología 2.JPG
Con ese objetivo, las adolescentes pasan cuatro jornadas juntas: la primera fue el 23 de junio; la segunda, el miércoles pasado, en la que formaron equipos y conocieron a los mentores que, con veintitantos años, tienen conocimientos de programación, diseño o sistemas.

El programa continúa y la idea, explica Hadad, era que para el pasado domingo, el último día, las chicas puedan programar una aplicación para celulares. "Ellas mismas pueden ser creadoras de tecnología, no sólo usuarias", señala.

Embed

Esa aplicación deberá estar pensada para solucionar un problema de su propia localidad, como hizo el año pasado un grupo de chicas que creó un mapa de inundaciones y despertó el interés de Defensa Civil en su municipio. El objetivo del nuevo encuentro es que suceda algo similar.