El vicepresidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires (FECOBA), Arturo Stabile, dio cuenta por Radio 10 de los cambios de hábito en el consumo. "La gente preserva el crédito para una necesidad extrema", expresó.

Durante una entrevista con el programa Levantado de 10, el vicepresidente de la Federación de Comercio e Industria de la Ciudad de Buenos Aires sostuvo la caída del consumo se siente desde los primeros meses de este año e indicó que los clientes incluso optan por preservar el crédito para una "necesidad extrema".

Embed
"El año pasado, las ventas con tarjetas ayudó un poco. Pero se llega un momento que también se agota. El consumidor lo que hace es retraer el consumo y guarda el crédito para situaciones de emergencia", sostuvo este lunes.

Stabile también se refirió al reciente informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que advirtió que las ventas de los comercios minoristas medidas en cantidades bajaron en junio 9,8 por ciento en relación a igual mes de 2015, en la mayor caída del año.

Embed
"Los locales gastronómicos son los que están sintiendo más dificultad, dado que no son de primera necesidad. La gente deja de consumir cuando hay algún problema de poder adquisitivo del salario. Se viene expresando así desde principio de año", explicó.

También enumeró una serie de factores que, según su opinión, son los que han llevado a la actual caída del consumo. "Hubo una devaluación y un sinceramiento de los precios de la economía, un fuerte impacto en el sinceramiento de los precios de los servicios públicos, pérdida del poder adquisitivo y discusión de paritarias", enumeró Stabile.